Retención Urinaria (Dificultad para orinar) - Enfermedades de Vejiga

Enfermedad que obstruye el paso de la orina por debajo de la vejiga

Se dice que hay uropatía obstructiva cuando existe un obstáculo mecánico o funcional, al flujo de la orina en alguna parte del tracto urinario desde el área del riñón hasta el exterior.

La nefropatía obstructiva es la consecuencia de la obstrucción sobre el parénquima renal, mientras que la hidronefrosis generalmente se define como la dilatación (abombamiento) de la pelvis y los cálices renales como resultado de la obstrucción.

Causas

Existe gran diversidad de lesiones congénitas o adquiridas, urológicas o extraurológicas, que pueden originar una uropatía obstructiva por debajo de la vejiga.

La estancamiento de la orina está provocado por procesos de estrecheces o mal funcionamiento del tramo urinario común: vejiga, cuello vesical, próstata o uretra. Los factores obstructivos son muchos y son diferentes en el hombre, la mujer o el niño.

En el hombre predomina la enfermedad del cuello de la vejiga, la uretra y la próstata. En la mujer, la obstrucción infravesical depende de factores urinarios y genitales (predominando estos últimos). En los niños de ambos sexos, el factor predominante es la obstrucción cervical por hipotrofia congénita del cuello vesical, en el varón las válvulas de la uretra posterior, fimosis y en la niña el ureterocele ectópico.

En ambos sexos, y a cualquier edad, la obstrucción puede estar ligada a factores dinámicos en diversos tipos de vejiga neurogénica.Según la modalidad clínica, la obstrucción puede ser aguda o crónica, existiendo en ambas un denominador común: la imposibilidad de vaciar total o parcialmente el contenido de la vejiga al orinar.

Obstrucción aguda: retención aguda de orina

Como consecuencia de la obstrucción se produce una imposibilidad para orinar, completa o casi total que conduce a la distensión vesical de forma brusca. Caracterizada por dolor en el vientre, imperiosa necesidad de orinar, que no puede ser satisfecha, es imperante permeabilizar la salida de la orina para mitigar las molestias que son en ocasiones muy agresivas. El tratamiento DEBE SER URGENTE!

Tratamiento

EL DOLOR ES MUY INTENSO y exige una rápida resolución. El sondaje vesical suele resolver el cuadro agudo. Este método no está exento de riesgos, como son la infección urogenital que a veces reviste carácter alarmante, o falsa vía uretral con la consiguiente hemorragia y la aún mayor dificultad para completarlo.

Por lo anterior es imperante que la sonda la coloque personal medico con experiencia para reducir al máximo las complicaciones de cada procedimiento.